Proyecto Educativo

En la Escuela Infantil Simba queremos dar respuesta a las necesidades de niños de 0 a 3 años, pero sobre todo pretendemos que el niño sea feliz en la Escuela proporcionándole toda la atención que a estas edades necesitan, favoreciendo la adquisición y el desarrollo de los primeros hábitos y actitudes.
Durante este ciclo nuestra función educativa se orientará a lograr un desarrollo integral y armónico de los niños y a procurar que los aprendizajes contribuyan y hagan posible dicho desarrollo sin olvidar que cada niño y niña tiene su ritmo y estilo de maduración, su desarrollo, su aprendizaje y su afectividad, unas características personales, necesidades, intereses y estilo cognitivo que deberán ser elementos que condicionen la práctica educativa.

En estos primeros años de vida, los niños, son totalmente indefensos, dependiendo en todo momento del adulto y sus vidas están organizadas y dirigidas por él, por ello la relación emocional positiva será la principal característica de este período, influyendo beneficiosamente en el estado de ánimo de ellos.

Asimismo, nos encontramos en una etapa en la que el niño experimenta grandes cambios en su evolución, ya que comienza a explorar su entorno, a relacionarse con lo demás y a utilizar estilos de comportamientos más autónomos. Sin embargo, para facilitar este tránsito es esencial que el pequeño siempre se sienta protegido y seguro en el contexto en el que se encuentra y con los educadores que se relaciona.

De este modo, el respeto y la aceptación no se limita únicamente al pequeño sino también a su familia, es necesario realizar un trabajo conjunto y complementario entre el contexto educativo y el familiar para conseguir un aprendizaje integral.

Las actitudes de las educadoras se dirigirán a conseguir que sus alumnos consigan adquirir seguridad personal, confianza en si mismos y en los demás, y favorecer su desarrollo.

Para conseguir estos objetivos las educadoras desarrollan un papel orientador y actuarán como guía, sirviendo de apoyo, desde el cual sus niños y niñas puedan explorar y conocer con un sentimiento de seguridad.

El grupo de educadoras fomentarán una coordinación dentro del centro para evitar rupturas dentro del proceso educativo.

En Escuela Infantil Simba vamos a trabajar tres áreas curriculares que integran los conocimientos, procedimientos y actitudes que pretendemos desarrollar:

CONOCIMIENTO DE SÍ MISMO Y AUTONOMÍA PERSONAL.

CONOCIMIENTO DEL ENTORNO.

LENGUAJES: COMUNICACIÓN Y REPRESENTACIÓN.

En éste primer ciclo se atenderá especialmente a la adquisición de hábitos elementales de salud y bienestar, a la mejora de sus destrezas motrices y de sus habilidades manipulativas, al desarrollo del lenguaje, al establecimiento de vínculos afectivos con los demás y a la regulación progresiva de la expresión de sentimientos y emociones.

CONOCIMIENTO DE SÍ MISMO Y AUTONOMIA PERSONAL

 

En relación con esta área la intervención educativa tendrá como objetivos el desarrollo de las siguientes capacidades:

Formarse una imagen positiva y ajustada de sí mismo a través de la interacción con los otros iguales y personas adultas.

Reconocer e identificar los propios sentimientos, emociones, intereses y necesidades.

Descubrir y disfrutar de las posibilidades sensitivas, de acción y de expresión de su cuerpo, coordinando y ajustándolo cada vez con mayor precisión al contexto.

Avanzar en la adquisición  de hábitos y actitudes saludables, apreciando y disfrutando de las situaciones cotidianas.

Desarrollar capacidades de iniciativa, planificación y reflexión, para resolver problemas habituales de la vida cotidiana.

Descubrir el placer de actuar y colaborar con los iguales, ir conociendo y respetando las normas del grupo.

 

CONOCIMIENTO DEL ENTORNO

 

En relación con esta área la intervención educativa tendrá como objetivos el desarrollo de las siguientes capacidades:

Interesarse por el medio físico, observar, manipular, indagar y actuar sobre objetos y elementos presentes en él.

Desarrollar habilidades matemáticas y generar conocimientos derivados de la coordinación de sus acciones: relacionar, ordenar, cuantificar y clasificar elementos y colecciones   en base a sus atributos y cualidades.

Conocer los componentes básicos del medio natural desarrollando actitudes de cuidado y respeto hacia el medio ambiente.

Conocer algunas de las producciones y manifestaciones propias del patrimonio cultural.

Relacionarse con los demás de forma cada vez más equilibrada y satisfactoria, teniendo gradualmente en cuenta  las necesidades, intereses y puntos de vista de los otros.

 

 

LENGUAJE:COMUNICACION Y REPRESENTACION:

 

En relación con esta área, la intervención educativa tendrá como objetivos el desarrollo de las siguientes capacidades:

Expresar emociones, sentimientos, deseos e ideas a través de diversos lenguajes, eligiendo el que mejor se ajuste a cada intención y situación.

Utilizar el lenguaje oral como instrumento de comunicación, de representación, aprendizaje y disfrute, de expresión ideas y sentimientos.

Comprender las intenciones y mensajes verbales de otros niños  y personas adultas adoptando una actitud  positiva hacia la lengua, tanto propia como extranjera.

Progresar en los usos sociales de la lectura y la escritura.

Realizar actividades de representación y expresión artística mediante el empleo de diversas técnicas.

Desarrollar su sensibilidad artística y capacidad creativa.

Iniciarse en el uso oral de una lengua extranjera para comunicarse en distintas situaciones del aula o del centro.

pie